El asesinato de Sandra Palo

Sandra Palo tenía 22 años y residía en el barrio de Las Margaritas en Getafe, junto con sus padres y sus dos hermanos menores (de 20 y 9 años). De pequeña padeció una meningitis y cuando tenía unos 10 años, sufrió un accidente de coche. Su padre, que conducia, resultó ileso, pero Sandra y su hermana salieron despedidas por el parabrisas del vehículo, Siendo Sandra la peor parada ya que recibió un fuerte golpe en la frente, junto a la ceja izquierda, del que le quedó una cicatriz y un hundimiento de cráneo. Estuvieron internadas bastante tiempo en el hospital infantil Niño Jesús pero todo esto le supuso una leve disiminucion de su capacidad, correspondiendo su edad mental a la de una persona de unos doce años. Peso eso no le impedia hacer una vida dentro de lo que cabia normal y además no tenía ningún rasgo físico que denotara el retraso que padecía. 
Era una chica alta, rubia y bien parecida, muy abierta, encantadora y que se llevaba bien con todo el mundo, con muy buenas relaciones entre los jóvenes de su barrio. 
El dia 16 de Mayo de 2003, Sandra saldría de su casa para reunirse con unos amigos a charlar y bailar, su madre, Maria del Mar, antes de irse le recordó que no debía llegar muy tarde ya que, a la mañana siguiente, tenia la comunión de su hermano y no debería de estar muy cansada porque el dia se haría largo. Pero todo cambiaría esa noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *