Puerto de Santa Maria en Cadiz, el Lunes 18 de Enero de 1971 la familia de Antonia Rodriguez Relinque denunciaba su desaparición. Toñi, como la conocían en el pueblo, era una mujer de 38 años con retraso mental, soltera y conocida tambien por su afición a mantener relaciones sexuales con hombres cuando frecuentaba los bares en los que los camioneros solian parar en la carretera general a la altura del pueblo algo que últimamente se había quedado atrás ya que estaba manteniendo un noviazgo con un joven del pueblo en contra de la opinión de su familia a la que este joven no le caia bien y veian peligroso pero ella estaba, según sus mas cercanos, muy enamorada. Ese Domingo antes de la denuncia salio bien vestida de su casa camino de su cita con el para salir a pasear, ya no se la volvió a ver con vida.

El Arropiero estrangulaba apretando sus dedos contra la garganta. (El Español)